Nosotros: Historia

La historia de nuestra Institución Educativa, se remonta al año 1936, cuando empieza a funcionar como escuela parroquial desde el 08 de julio de ese año, atendiendo a decenas de niños de la zona de Bellavista en el nivel primario.

En aquel entonces existían colegios nacionales, llamados también estatales o fiscales, colegios particulares, dentro de los cuales se hallaban los centros educativos religiosos, los que en su totalidad pertenecían a Órdenes y Congregaciones Religiosas; por otro lado los centros educativos laicos, conducidos por civiles y/o instituciones privadas.

Ante la carencia de colegios cercanos a la comunidad, surge el modelo inédito conocido como “COLEGIO PARROQUIAL”, siendo nuestro Centro Educativo el primero en todo el país de este tipo, es decir, regentado por la propia parroquia a la cual deben su línea axiológica.

Gracias a la iniciativa de los Padres Canónicos Regulares, de aquel entonces, de la Parroquia “San José de Bellavista”, se logra fundar nuestro colegio, sin fines de lucro, sino más bien de ayuda y servicio a la comunidad.

Cabe mencionar a los gestores de esta tarea: el Reverendo Padre Schiáffer, párroco de la Parroquia “San José” y el Reverendo Padre León Bonn, sacerdote francés, quienes animados por el ideal y el deseo de brindar una Educación Cristiana a los hijos de los feligreses de Bellavista, tomaron la iniciativa de llevar adelante la acción educadora de esta comunidad, comenzando con gran entusiasmo y esfuerzo esta sacrificada labor que hasta hoy continúa.

Muchas personas fueron las que colaboraron para emprender esta meritoria obra. No podemos dejar de citar a nuestra primera directora la señorita Isabel del Busto Vargas, quien con su capacidad y eficiencia condujo en sus primeros pasos a esta entidad educativa.

Los sacerdotes Pablo Saive, Andrés Bartolotti y Gerardo Delbé, cumplieron importante desempeño durante los primeros años de vida institucional y colaboraron grandemente en la tarea de dejar los cimientos espirituales y morales que nos han permitido llegar hoy día a cumplir setenta y siete años de labor continua.

En el año 1966, a raíz del violento terremoto que sacudió Lima y Callao, el antiguo local de Bellavista, quedó prácticamente destruido, pero la voluntad, la constancia y la fe no sufrieron resquebrajamiento alguno. Hay seres humanos que, frente a la adversidad se levantan y se motivan a continuar animados por el propósito sublime de ayudar a otros. Allí se hace presente el Reverendo Padre Joaquín Beracoechea, quien inicia la reconstrucción del local de la calle Víctor Fajardo, gracias a la valiosa ayuda de la comunidad, encabezada por el entonces alcalde de Bellavista, señor Luís Ugaz Cárdenas.

En 1979, estando bajo la dirección del Reverendo Padre Bruno Secco Stecca, se inicia el nivel Secundario, con la implementación del primer año, aumentando así su radio de acción al servicio de la comunidad.

En 1983 egresa la primera promoción de ese nivel, que tomaría el nombre de “JOAQUIN BERACOECHEA”. Desde entonces han egresado 30 promociones hasta el 2012. En el año 1986 nuestra Institución Educativa cumplió sus Bodas de Oro, fecha en que se colocó por iniciativa de Monseñor Ricardo Durand Flores, la primera piedra del nuevo terreno de La Perla destinado para el local del nivel secundaria.

Varios directores continuaron esta ardua tarea. Tenemos así a la señora Olga Maura, la señorita María Leonila Quispe Huamán, el Reverendo Padre Rubén Aruña Suaznabar, el Reverendo Padre Castillo Beltrán y la señora Bertha Miranda de Cáceres entre otros. Todos ellos con una dedicación especial de verdadera entrega y de una preocupación constante para mantenernos como una institución diferente, con el carisma parroquial y confesional que siempre nos ha caracterizado. Es la razón de estar aquí y de poder continuar por nuevos caminos sin olvidar lo que hicieron nuestros antecesores.

El Centro Educativo de Bellavista brindaba sus servicios en dos turnos: por la mañana el nivel secundario y por la tarde el nivel primario. Monseñor Ricardo Durand Florez, S.J., gestiona la adquisición de un terreno en la Urbanización Benjamín Doig, proyecta y promueve la edificación de 8 aulas en coordinación con el entonces Promotor R.P Luís Sebastiani Aguirre S.M y el Director R.P Bruno SeccoStecca quienes recibieron la colaboración de CORDE-CALLAO y la comunidad.

En enero de 1993, Monseñor entrega la promotoría del colegio a la Sociedad de María en la persona del R.P Anthony O´ConnorHickman S.M, quien continuó con la construcción del local de La Perla, quedando habilitado con diez aulas y otros ambientes. El 12 de septiembre, día de “El Dulce nombre de María” se realiza simbólicamente el traslado al local de secundaria. Este día es reconocido por nosotros como la refundación del colegio y “El traslado espiritual del colegio”. Desde entonces el Colegio Privado Parroquial San José funciona en dos locales:

Nivel de Primaria en el local de Bellavista
Nivel de Secundaria en el local de La Perla

El crecimiento de nuestro centro educativo es obra de diversos promotores que siendo Diocesanos o Maristas, han dejado huella en nuestra Institución por su comprometida labor en la formación educativa y cristiana de la niñez y juventud chalaca. Por eso nuestra gratitud y reconocimiento al R.P. Luis Sebastiani Aguirre, marista, Arzobispo Emérito de Ayacucho, al R.P. Luis Felipe Arnao Landeo, al R.P. José Antonio Arbulú Atoche, al R.P. Ángel Saiz, Marista, al R. P. Anthony O’Connor Hickmam, Marista, quienes con su dedicación han construido tanto en infraestructura, como en lo espiritual.

En el 2004 ingresa como Promotor el R.P. Carlo Solís, Marista. En el 2006 retorna y termina como Promotor el R.P. Anthony O’Connor, el 2007 asume la Promotoría el R.P. Rafael Egüez, Marista, y el 2008 llega a la Promotoría el R.P. Michele Palumbo, también Marista. Todos ellos han sabido siempre mostrar acciones de verdadera entrega, dedicación con los alumnos; mucha comprensión y entendimiento con los integrantes de esta familia sanjosesina que plantea y se identifica con los pilares de: Afectividad, Creatividad, Solidaridad y Participación.

En la Dirección desde el año 1993 y hasta el 2008 se desempeñó la Sra. Doris Orbegoso Quiñones. El prestigio ganado por los que han antecedido y por los que continúan, es un legado maravilloso, que nos compromete a continuar y elevar esa imagen, que con tanto esfuerzo se ha logrado. Desde el 2008 hasta la fecha se encuentra en la Dirección la Lic. Hilda Tercero Rojas.

En este proceso de crecimiento en el año 2001, por gestión de Monseñor Miguel Irizar, la infraestructura del colegio se ve ampliada con la compra-venta del Seminario de los Padres Maristas.

Con la llegada de los Padres Maristas a la Promotoría del colegio, y con la confianza entregada por el Obispado del Callao, uno de los aportes más significativos de los Maristas ha sido el de fomentar la espiritualidad cristiana y estructurar “las Pastorales” que han dado a conocer al San José como el “Colegio de las Pastorales”. En las Pastorales se involucran, voluntariamente, no solo alumnos sino también personal docente y no docente, también laicos y padres de familia.

Las programaciones de las celebraciones litúrgicas y el camino de los Grupos Juveniles son preparados y realizados con esmero. Es el “valor agregado” del San José. Nuestros alumnos son formados en la fe y en la vida cristiana con evidentes muestras de conversión y compromiso cristiano.

En el trabajo Pastoral se realizan jornadas espirituales a todos los grados del nivel primaria y secundaria, cuya participación, aún siendo voluntaria, ha sido masiva. Estas experiencias están marcando profundamente a nuestros alumnos. Es un don de Dios invalorable e irrenunciable.

Paralelamente, nuestra I.E. es consciente de la necesidad de preparar a nuestros alumnos en las capacidades que les permitan ser competentes en los roles que deban asumir en sus opciones ocupacionales y profesionales, por ello nuestro equipo de docentes lideran la formación académica, pues son profesionales altamente preparados, calificados y en constante actualización pedagógica, acordes con el desarrollo científico y tecnológico, pues asumen el compromiso de ser una comunidad que aprende.

Para mejorar el aprendizaje, el colegio entra en Alianzas estratégicas que complementan la formación de nuestros educandos, así desde hace 10 años hemos firmado Convenio con CIBERTEC que conduce a nuestros alumnos a lograr una certificación en Computación e Informática; otro Convenio es el que tenemos hace dos años con English Connection para elevar el dominio del idioma inglés. Asimismo, teniendo una mirada futurista en el desarrollo económico, financiero y cultural entre Perú y el gran país de China, el colegio hace el esfuerzo de brindar en forma gratuita el Taller “Hablemos en Chino Mandarín” a cargo de una profesora recomendada por Centro de Idiomas del Colegio Juan XXIII.

En el camino de la modernización, actualmente contamos con una moderna instalación de laboratorios de computación tanto en Primaria (Bellavista) como en Secundaria (La Perla). En ambos locales (Primaria y Secundaria) existe un amplio y bien acondicionado Auditorio dotado de equipos multimedia. Además las aulas de 6to grado y las de 1ero., 2do., 3ero y 4to. de secundaria están dotadas de modernos equipos audiovisuales.

Eso es posible gracias a una sana administración de los recursos y a una cada vez mayor colaboración y puntualidad de los padres de familia en el cumplimiento de sus deberes para con el colegio, pues ellos son conscientes de la necesidad de su participación activa y efectiva en la formación educativa de sus hijos.

Innovación en el sistema de enseñanza,
con verdaderos resultados académicos